Teror,
un lugar de interés


Teror se ha caracterizado desde sus orígenes como uno de los enclaves más frondosos y prósperos para el cultivo, con abundancia de vegetación y aguas, haciendo posible que se mantuvieran durante siglos algunos de los parajes naturales más bellos de la isla. El municipio conserva actualmente zonas de especial protección natural y paisajes de montañas surcadas por barrancos que se prolongan desde el interior hacia la costa.

 

La finca de Osorio

Es quizás el recinto natural por excelencia de Teror. Situada a unos dos kilómetros del Centro Histórico de Teror, este espacio protegido ocupa una superficie de 207 hectáreas, en las que discurren caminos, montañas, barranco, tierras de cultivo y bosque.

En el centro de la Finca se ubica la casa principal convertida en Aula de la Naturaleza, el alpendre, donde se pueden comtemplar algunos ejemplares del cochino negro canario, fuentes y rincones encantadores para el descanso. Los senderistas y amantes de la naturaleza pueden encontrar en la Finca de Osorio interesantes itinerarios por los alrededores.
La visita por la Finca de Osorio le puede llevar como mínimo dos horas e incluso todo el día si quiere disfrutar de los encantos naturales de este espacio.

Image
Image

El recorrido por la Finca de Osorio ofrece la posibilidad de conocer uno de los parques naturales más bellos de la isla. El punto de partida de esta ruta es la misma entrada al recinto, a unos dos kilómetros del Casco de Teror en la carretera dirección Arucas. Desde aquí se sigue la pista de tierra hasta el primer cruce. Se gira a la izquierda tomando el Paseo de los Castaños hasta el Parque de la Fuente. Aquí se coge la pista de la izquierda hacia arriba pasando por la Casa del Guarda y otras viviendas tradicionales de la Finca. Desde la Casa de Pinito se puede elegir entre la subida al Pico de Osorio o el regreso descendente hacia la Casona de la Finca. Estando aquí puede acercarse a los alpendres, al jardín o al barranco de laurisilva. Regrese a la entrada principal a lo largo del paseo de los Robles .


TODOS LOS CAMINOS LLEVAN A TEROR


Ver rutas y senderos >

El sendero de Hoya Alta

Se parte de la Plaza de Nuestra Señora del Pino con dirección SSW por la calle Casa Huerta y luego por la calle del Chorrito, continuamos por la carretera general y pasamos el barranco de Teror hasta las Casas de la Huerta. Aquí tomamos una pista de hormigón que sale por nuestra derecha y sube con fuerte pendien- te a través de un pequeño caserío denominado La Umbría. En este punto la pista se acaba y comienza un sendero que conduce hasta la carretera que une Teror con San Mateo (GC-42).

Seguimos por asfalto unos 300 metros disminuyendo considerablemente la pendiente. De nuevo, en un grupo de casas situadas al margen derecho de la carretera, comienza otro sendero de hormigón que sube serpenteando y que cambia gradualmente de dirección de WSW a WNW hasta llegar a la Cruz de Hoya Alta. Se debe tener en cuenta, a mitad
del ascenso, la desviación existente que nos conduce, a la izquierda, hasta el lugar conocido como la Agujerada, con el fin de no equivocarnos de camino.

Recorrido: Ida y vuelta.
Duración: 2 h. aprox.
Distancia: 4 km.
Dificultad: media-alta por las fuertes pendientes

Image
Image Image

Miradores

La formación montañosa del municipio, permite disponer de varios miradores naturales desde los que se divisan hermosos paisajes. Aunque Teror no tiene costa, algunos de esos miradores permiten observar, desde la lejanía, el mar. Las mejores vistas nos muestran el Casco histórico desde lo alto, por la carretera que lleva a Valleseco hasta el Mirador de la Vuelta de los pájaros, a unos 800 m. sobre el nivel del mar. En la carretera hacia San Mateo, podemos ver otra vista del Casco desde el Mirador Lomo Verdugo. A lo largo de la carretera que conduce a Teror desde la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, podemos encontrar varios miradores situados en la zona del barrio del Hornillo y Miraflor, desde donde se contemplan muy buenas vistas del Barranco de Teror y de las cuevas de Guanchía. En el municipio, puedes acceder a pie a otros miradores privilegiados, como pueden ser el situado bajo los pies de la Cruz de la Hoya Alta, el pico de Osorio, el Pico de Pino Santo o la Montaña del Gallego.