La Virgen del Pino


Image

La historia de Teror no se entendería sin la Virgen del Pino, Patrona de la Diócesis de Canarias y referente religioso de muchas generaciones de canarios. La fecha de su aparición se mantiene como un gran misterio, aunque la tradición ha perpetuado el 8 de septiembre de 1481 como el día en el que la imagen apareció en lo alto de un Pino, que estaría situado cerca de la Cruz Verde ubicada en la Plaza del Pino. La devoción a la Virgen del Pino se remonta a los primeros años de la conquista y convierte a Teror en el Centro religioso de la Isla.


La imagen de la Virgen del Pino es la pieza más valiosa de la Basílica, no sólo por su significado, sino por su antigüedad. La costumbre de vestir y adornar con joyas la imagen se remonta al siglo XVI. Los vestidos y joyas expuestas en el Camarín, son un ejemplo del arte del bordado y de la orfebrería, pero además una señal del fervor popular hacia la Virgen, pues este tesoro se compone de ofrendas y donaciones de los feligreses.


La Basílica del Pino


 
Image

El Centro Histórico de Teror constituye uno de los patrimonios culturales más importantes de Canarias, con una entidad religiosa y social que ha quedado impregnada en sus calles, casas, plazas y monumentos. En abril de 1979, el entorno de la Basílica fue declarado Conjunto Histórico-artístico.

HORARIO BASÍLICA DEL PINO

Lunes
13:00 a 20:30h

De martes a viernes
09:00 a 13:00h
15:00 a 20:30h


Sábados
09:00 a 20:30h

Domingos
07:30 a 19:30h

Ver 360º

Casa Consistorial


Este edificio fue adquirido en 1909 por el Ayuntamiento con la finalidad de establecer en él las escuelas públicas. Sin embargo, se destinó a Casas Consistoriales, añadiéndole una segunda planta entre 1945 y 1952.

Hasta finales de los años 80 del siglo XX, todos los servicios municipales estuvieron ubicados en este edificio, pero a partir de comienzos de 1990 el crecimiento de los servicios y funciones del Ayuntamiento hizo necesaria la ubicación de varios oficinas fuera del inmueble originario de las Casas Consistoriales.

En la actualidad, alberga las oficinas del área de igualdad y se desarrollan las sesiones plenarias.

Image
Image

La Torre amarilla


La Torre amarilla del campanario, así conocida por el color de su piedra, fue inaugurada en 1708 y es uno de los pocos elementos arquitectónicos que se conservan del segundo templo que precedió al edificio actual.

Es de planta octogonal y se eleva en siete cuerpos. La construcción de estilo manuelino del gótico portugués es un copia de las torres que hasta el s.XIX tuvo la fachada de la Catedral de Las Palmas.

El antiguo Palacio Episcopal


Situado en la trasera de la Basílica constituye otra de las obras emblemáticas del Centro Histórico. Fue construido en los mismos años que la Basílica, aprovechando los materiales sobrantes del templo.

Desde su restauración en 1982, fue la casa de la Cultura durante años y la parte más antigua es utilizada por la parroquia para actividades religiosas.

Image
Image

La Plaza del Pino


Es la antesala de la Basílica del Pino, el espacio público principal del Centro Histórico, testigo de los más importantes acontecidos del municipio.

La Plaza, de forma irregular, no tiene un estilo arquitectónico definido. Es el resultado de su desarrollo urbano, principalmente de los siglos XVIII y XIX, con la ubicación de las viviendas de las familias más distinguidas en el entorno del templo mariano. Durante siglos ha sido la plaza de las celebraciones de las fiestas y también de las ferias y mercado dominical.

Ver 360º

La cruz verde

Uno de los elementos más destacados de la Plaza del Pino es la Cruz Verde, situada junto al frondoso Laurel de Indias. Esta Cruz de hierro situada en lo alto de una columna representa el lugar donde estuvo el Sagrario de la primera Ermita del Pino.

La actual Cruz de hierro fue colocada a finales del s. XIX, sustituyendo a una de madera (actualmente en el Camarín de la Basílica) que, según cuenta la leyenda, se hizo con los restos del pino desaparecido en 1684, en el que tuvo lugar la aparición de la Virgen.

La ubicación actual de la Cruz está desplazada unos metros de su emplazamiento original desde la década de 1970, para facilitar en esa época el tráfico rodado.

Image
Image

La Alameda

También conocida como Plaza Pío XII, ocupa todo el frontal del Palacio Episcopal. Se proyectó en 1844, pero su aspecto actual se configuró en 1981, junto a la rehabilitación del Palacio Episcopal. Hasta esta época, la Alameda contó con un kiosco construido en 1926, que convirtió a la Plaza, durante gran parte del siglo XX, en el pricipal punto de encuentro y lugar de recreo al aire libre. Actualmente es utilizada también para la celebración de actos culturales y festivos y es uno de los rincones más frecuentados por los visitantes en su recorrido por el Centro Histórico.

Ver 360º

Calle Real de la Plaza


Es la vía principal que recorre con una ligera curvatura el trayecto desde la misma entrada a Teror en el Muro Nuevo hasta la Plaza del Pino, donde se alza la fachada majestuosa de la Basílica. Se remonta a los orígenes del núcleo urbano de Teror, pero su aspecto actual se va formando a finales del siglo XVIII y a partir de la segunda mitad del XIX. La arquitectura de sus casas es dispar, pero de un distinguido carácter señorial, con el balcón como elemento común.

Es la calle comercial por tradición, y en ella se mantienen algunos de los establecimientos más antiguos del municipio.

Image
Image

Los balcones

Uno de los símbolos de las construcciones del Centro Histórico es el balcón, principalmente en las casas que rodean la Plaza del Pino y calles adyacentes.

Los hay de todos los estilos, de madera, hierro forjado, con balaustres, con tejado o sin él,… Pero los más antiguos y los que más destacan son los de techumbre de tejas realizados con madera de tea, situados en la Plaza y en la Calle Real, que hacen de tribuna o palco hacia la calle en el paso de las procesiones y eventos sociales.

El balcón es un elemento de distinción social. Se percibe en las casas de los mayorazgos situadas junto a la Basílica y en las construidas por la burguesía de finales del s. XIX y principios del XX en las calles del Casco.

Plaza Tereza Bolivar


Es una de las huellas artísticas que dejó en Teror el polifacético Néstor Álamo y el artista canario Santiago Santana. Fue configurada en 1958 como un desahogo a la Plaza del Pino, ante la gran afluencia de peregrinos y visitantes. Su nombre lo recibe de la mujer de Simón Bolívar, bisnieta de Bernardo Rodríguez del Toro, insigne personaje nacido en Teror en el s.XVII.

Destacan sus dos fuentes, una adosada a la pared con un pino labrado en piedra sobre el que se sitúa el escudo de la familia Rodríguez del Toro; y otra en forma de pilar costruida en piedra amarilla.

Image
Image

Fuente Agria de Teror


Es el manantial que mayor fama ha dado al municipio a lo largo de su historia por sus excelentes aguas mineronaturales. Está situado en el Barranco de Teror, a menos de un kilómetro del Casco Histórico, y en el mismo camino de mar a cumbre.

Durante siglos, el agua de la Fuente ha abastecido a varias generaciones de terorenses, y ha sido una de las principales riquezas naturales del municipio.

Los Puentes


Puente del Molino

Está en la carretera de Las Palmas a Teror, a unos 2 km. del centro histórico.

Es el puente más antiguo que se conserva en la isla de Gran Canaria. Fue construido entre 1824 y 1828 y supuso una importante mejora en la comunicación de Teror con la capital de la isla y los barrios del municipio situados al otro lado del cauce del Barranco del Pino.

 
Image
Image

Viaducto de Teror

Inaugurado en diciembre de 2010, supone un sím- bolo de futuro y progreso, un distintivo del municipio que implica un importante avance en la historia de las comunicaciones en el municipio. Una obra única en su diseño y original envergadura, que se levanta sobre el barranco de Teror con una altura de 70 m. y una longuitud de 261 m.

Image

Casa-Museo de los Patronos de la Virgen.


Es una de las casas históricas del munici- pio y se encuentra situada en un lugar privilegiado de la Plaza del Pino. Su origen se remonta a finales del s.XVII, aunque su apariencia actual es del s.XVIII. En sus dependencias se exhiben numerosos objetos y mobiliario perteneciente al mayorazgo de los Manrique de Lara, incluyendo fotografías, tapi- ces, porcelanas, muebles, pinturas y diversas piezas de gran valor histórico.

En la planta baja de la Casa-Museo se encuentra, a mano izquierda, la habitación donde solía alojarse el que fuera cronista de Teror y precursor de la Romería del Pino, Néstor Álamo. En esta
planta también se encuentra una espléndida biblioteca particular y la sala donde antiguamente se guardaba el trono de Plata y los tesoros de la Virgen, custodiados por la familia Manrique de Lara. En la planta alta destaca una pequeña capilla particular presidida por una imagen de la Virgen del Pino.

Ver 360º
Image Image
Image

Auditorio de Teror


Es una de las construcciones civiles más modernas del municipio.

Inaugurado en el 2006, la instalación municipal configura un espacio contemporáneo junto al entorno histórico. Su arquitectura de gran linealidad y austeridad integra elementos antiguos (como la piedra) y modernos como el cristal, ofreciendo una imagen de contraste en el paisaje montañoso que lo rodea.

> Visitar web del Auditorio de Teror